Rusia lanza otro ataque masivo con drones y bombas aéreas contra Ucrania, que continúa su contraofensiva al sur de Bajmut

Después de que el presidente, Volodímir Zelenski, advirtiera durante el día de ayer de los intensos ataques que están “aterrorizando” a la población de la parte bajo control ucraniano en Jersón, Rusia volvió a bombardear anoche la margen occidental del río Dniéper con siete bombas aereas.

En el ataque murió un civil de 41 años “en la misma entrada de su casa”, informó en su cuenta de Telegram la administración militar de la zona.

Además, confirmó el lanzamiento de “siete bombas aéreas en la zona de Mikolaivka del distrito de Berislav”.

Las autoridades ucranianas en la región están estableciendo los daños provocados por estos proyectiles que explotan con el impacto y utilizan la propia inercia del avión desde el que se lanzan.

Las bombas aéreas guiadas son una versión mejorada de las anteriores y permiten dirigir el proyectil después de que se haya desprendido del avión.

Zelenski pide más medios para protegerse del “terror ruso”

En su discurso a la nación de anoche, el presidente Zelenski hizo mención a “la dureza” de los bombardeos rusos contra la región de Jersón y en particular contra el distrito de Berislav y contra la capital de la región.

Zelenski explicó que las fuerzas rusas atacaron la zona con “artillería” y “aerobombas guiadas” que alcanzaron “casas, granjas, tiendas corrientes e infraestructura”.

El mandatario ucraniano tuvo palabras de aliento para las víctimas y sus familias y pidió a los aliados de Ucrania “más medios” para poder protegerse del “terror” ruso. 

La región de Odesa también ha sido objetivo esta pasada noche de fuego ruso.

Rusia lanzó una lluvia masiva de proyectiles en la que se utilizaron 44 drones kamikaze Shahed disparados desde el sureste de Ucrania.

Según ha informado hoy la Fuerza Aérea ucraniana en un comunicado, las defensas antiaéreas ucranianas lograron derribar 34 de estos aparatos no tripulados, que Rusia utiliza cada noche para destruir objetivos en Ucrania y agotar la munición defensiva de las fuerzas de Kiev.

Los drones fueron lanzados desde territorio de la península de Crimea, ocupada por Moscú, y desde el distrito de Krasnodar Krai, a orillas del mar de Azov.

Una parte de los drones habrían vuelto a alcanzar la región ucraniana de Odesa y, en concreto, el distrito de Izmaíl, donde se encuentran los puertos ucranianos del Danubio.

Ucrania sigue repeliendo contraataques rusos al sur de Bajmut

En el frente, las fuerzas ucranianas continúan repeliendo los contraataques rusos junto a los pueblos de Klishchivka y Andrivka, ambos situados al sur de la ciudad ocupada de Bajmut y recién liberados por las tropas de Kiev.

Más al norte, en los frentes de Kupiansk y Limán, donde Moscú concentra a más de 100.000 hombres según algunas fuentes ucranianas, las fuerzas rusas no llevaron a cabo operaciones ofensivas durante la jornada de ayer.

Según el parte militar de Kiev, tampoco se han registrado cambios significativos en el frente sur, en la región de Zaporiyia, donde los rusos fracasaron en su intento de recuperar posiciones perdidas junto a la aldea liberada de Robotine, desde donde Ucrania trata de avanzar hacia la ciudad ocupada de Melitópol para acercarse al mar de Azov.

By Ch Fahad khan Janda